Por Holanda Castro

Cuando el Dios en ti, y lo humano en ti, fluyen en paralelo al unísono, entonces no hay dualidad, tienes la visión divina, y la verdad fluye de ti. No tienes que encontrar nada fuera de ti. Todas las joyas se encuentran en ti – eres rico por dentro, tienes satisfacción y alegría. – Yogi Bhajan

Escuchamos –y nos enganchamos- con creencias estilo: la mujer de hoy tiene muchos retos y qué heroica es… bla bla bla… lo cierto es que si vemos claramente y con seriedad los procesos históricos, han existido desafíos para las mujeres de todas las eras y heroicidades en cada historia, por pequeña que haya sido.

Pero además, si miramos bien,

, más allá de estas afirmaciones narcisistas y que en el fondo buscan mantenernos victimizadas e infantilizadas.

Porque sí, buscamos reconocimiento continuo, porque nos ha faltado. Eso es innegable, y si lo sumamos a una crianza y educación en las que institucionalmente encontramos maltrato y sumisión, pues las redes nos parecerán un espacio libertad en donde gritaremos “¡reconózcanme!” aunque simplemente haga lo que debo hacer.

Mereces ese reconocimiento, pero mereces más tu propio re-conocimiento, auto-cuidado.

Es la época de la comunicación y el desarrollo “humano”, lo cual abre increíbles puertas para cambiar de mindset, sea cual sea, y más allá del sexo. Así que… ¿por qué vivir en esta ilusión de minusvalía, si ya todo el poder está condensado en ti?

Hoy sabemos que nuestras ancestras gozaron de un poder igualitario sobre sí mismas y sobre sus pueblos, algo que hoy estamos “re-conquistando”. Recuperamos las diosas, las historias, los personajes, hoy sabemos que estábamos ocultas en la Historia oficial, pero nunca cedimos el espacio.

Hoy sabemos que la maternidad, para quienes eligen ese camino, es un portal de superación de princesa a reina, a la plenitud de la autonomía, pero que ese aprendizaje y esa lealtad contenidos en el pasaje de hija a madre, no es tan fácil de obtener, dadas nuestras programaciones culturales. Y aun así ¡tomamos el reto!

También empezamos a ver la autoridad y presencia de mujeres mayores, cuando (incluso hoy) ser vieja es motivo de exclusión. Allí están las grandes lideresas mundiales (Merkel, Clinton, Lagarde) y artistas (Mónica Belluci, Madonna) que no cederán su espacio, más bien al contrario, lo reestructuran para que todas las que han crecido con ellas continúen su camino de poder y creación.

Te dejamos un audio para que disfrutes, tengas la edad que tengas, de esta portal de madurez en tu espíritu.

Uso de cookies

¡Hola! Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Mantente en contacto

Únete a nuestra newsletter para recibir contenido, ofertas, freebies y anuncios exclusivos.

Recibirás el correo quincenalmente, con un artículo y la agenda de la Academia, podrás desuscribirte en el momento que quieras.

¡Anímate! Tú también eres una Mujer Mandala.

Rellena el siguiente formulario para suscribirte.

mailing by Mailrelay

¡Lista! Ahora puedes recibir tu obsequio de Bienvenida

Powered byRapidology
Leer entrada anterior
¿Cómo iniciar el camino de la Mujer Mandala?

He creado Mujer Mandala, para hackear cierta forma de ver la vida en la que estamos agobiadas por la feminidad...

Cerrar