La sabia pertenece al eje independiente, es decir que se desarrolla en sí misma, no en función de otros.

En su aspecto Positivo actúa como médium o consejera. En el negativo: Locura, confusión, depresión.

¿Tienes algunas de estas cualidades? ¿Te interesan los estudios o el misticismo? ¿Cuál es tu relación con la espiritualidad?

Tu arquetipo de mujer sabia se relaciona con la necesidad de un centro interno, que te procuras mediante prácticas espirituales o meditativas. En la actualidad, la creciente demanda del yoga o mindfulness tiene que ver con atajar los aspectos negativos de la depresión como epidemia moderna.

Así que si has caído en tus abismos interiores (tristeza, depresión, despecho, nostalgia) has estado en este cuadrante, y seguramente cada vez que tratas de escuchar tu intuición, tu voz interna, buscas volver a ese centro custodiado por diosas como Hestia y Hécate.

A muchas nos cuesta escuchar la intuición, nos hemos desconectado (involuntariamente, desde luego) de nuestra sabiduría y escucha personal. Ese desequilibrio puede manifestarse en estrés, pánico, adicciones y otras condiciones psicológicas. Pero como somos integrales, puede haber repercusión en el sistema físico y otras áreas de la vida, como relaciones sociales difíciles, o dolores de cabeza frecuentes.

“Si la mujer permite  que la fase dominante sea la de la bruja, puede desarrollar una tendencia a vivir en un mundo de sueños o fantasías que le harán perder el contacto con el mundo… Si sucede lo contrario y la mujer reprime las energías de esta fase, no permitirá que la fuerza y la sabiduría que lleva dentro de sí se exprese y anulará su capacidad de crecer a través del cambio”. Miranda Gray

Cómo equilibrar

Ejercicio fácil y lindo: pintar mandalas, sin duda. Encender una vela. Sentarse y solo estar. Respirar.

La amazona es su aliada natural y la trae “a tierra”, la madre, su contraparte, la cuida físicamente y la musa le reconforta y brinda energías de nuevos inicios.

Nota

No tienes por qué encuadrarte en un solo arquetipo, ni en cuatro esquemas, eso sería reducirlo al estereotipo y volver a aquello de lo que deseamos liberarnos: el ser una cosa u otra. La idea es que veas acá cómo se desarrollan las fuerzas dentro de ti y constantemente mantenerse atenta, para armonizar.

Eso implica ser una mujer mandala, una obra en proceso, nuestra comprensión de los ciclos y ginergías (energías femeninas) sin detenernos a ser definidas por patrones dominantes o excluyentes. Atrévete a transitarlos y verás cuánto poder tienes guardado.

Por Holanda Castro, fundadora y directora de Mujer Mandala Servicios Educativos. Escritora, Semióloga, Docente de la UCV, Gerente Social e Investigadora de Género. Diplomada en Emprendimientos Digitales. Preventora de Violencia IntraFamiliar. Consejera de Lactancia Materna y seguidora de la Diosa.

Mindfulness con Miriam Guzmán

Mandala Lunar con Holanda Castro

Formación Mujer Mandala con Holanda Castro

 

Uso de cookies

¡Hola! Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Mantente en contacto

Únete a nuestra newsletter para recibir contenido, ofertas, freebies y anuncios exclusivos.

Recibirás el correo quincenalmente, con un artículo y la agenda de la Academia, podrás desuscribirte en el momento que quieras.

¡Anímate! Tú también eres una Mujer Mandala.

Rellena el siguiente formulario para suscribirte.

mailing by Mailrelay

¡Lista! Ahora puedes recibir tu obsequio de Bienvenida

Powered byRapidology
Leer entrada anterior
Arquetipo Musa

Pertenece al eje dependiente, es decir que se desarrolla en función de otros, como hija o amante. En su aspecto...

Cerrar