por holanda castro

La pareja sagrada es un concepto/noción/anhelo que revolotea en varias místicas universales. La recurrencia del encuentro entre un hombre y una mujer en los cuentos de hadas, que luego se redujo al “vivieron felices para siempre” llevó a los etnólogos y estudiosos de la cultura y la espiritualidad a enfocarse en esta necesidad del alma humana por “completarse”.

La conclusión de algunos de ellos es que esta pareja expresa la integración, en nosotros mismos, de nuestros aspectos luminosos y oscuros, de la razón y la pasión, entre otras dicotomías. También, en este universo de polaridades, se ha hablado de lo femenino y lo masculino, que en su reducción simbólica se identifica con el hombre y la mujer en una relación heterosexual, degradando lo que expresa en el Tao el Yin y el Yan, el andrógino en la alquimia medieval o en el hinduismo la unión Shiva Shakti.

La recuperación de este sentido profundo es posible, si reconocemos los referentes de nuestro inconsciente colectivo, que nos une y moldea. Por ejemplo, en el siguiente video:

El canto venido del fondo del deseo, la espera furtiva y temerosa, la revelación de la hermosura de Aurora, en la noche eterna del alma, donde hacemos introspección y cuando nos entregamos dulcemente a los anhelos y cavilaciones, es lo que vemos en este extracto del clásico La Bella Durmiente, de Estudios Disney.

A veces la pareja sagrada aparece en sueños. No es común, pero si sucede, los sentimos como un evento especial, y su numinosidad nos acompaña por días. A veces,

. Lo que suele suceder, también, siendo seres tan pequeños, es que nos escondemos y nunca declaramos ese amor puro, o salimos huyendo cuando estamos cerca de la revelación.

El matrimonio es el ritual por el que se inicia la pareja sagrada,

que hay entre los elementos psíquicos que nos constituyen, y los provenientes de la crianza, la cultura, la educación.

Como vemos, no se trata, como en las telenovelas, de “si pidió mi mano o no” en la vida real, si se cumplen los roles como dicta Susanita, o de creer que el hombre esté para rescatar, seducir y proteger mujeres; esa es una vivencia muy banal de la imagen sagrada con la que han contribuido las reelaboraciones contemporáneas de los cuentos, una estrategia para reducir el poder personal de cada quien.

La imagen de la pareja sagrada se trata de sentir plenitud y estructura en nuestras relaciones, primero con nosotras mismas, y luego con el entorno. Tomemos el bálsamo del mito cada vez que podamos para encontrar el sentido válido de los mensajes, y que este bálsamo nos otorgue dulces y sagrados sueños.

¿Quieres ser bloguera invitada? Lee acá

Uso de cookies

¡Hola! Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Mantente en contacto

Únete a nuestra newsletter para recibir contenido, ofertas, freebies y anuncios exclusivos.

Recibirás el correo quincenalmente, con un artículo y la agenda de la Academia, podrás desuscribirte en el momento que quieras.

¡Anímate! Tú también eres una Mujer Mandala.

Rellena el siguiente formulario para suscribirte.

mailing by Mailrelay

¡Lista! Ahora puedes recibir tu obsequio de Bienvenida

Powered byRapidology
Leer entrada anterior
Protegido: Taller Lonchera Segura S2

No hay extracto porque es una entrada protegida.

Cerrar