por HOLANDA CASTRO

Una característica de las mujeres actuales, de acuerdo con la analista Maureen Murdock, es su recorrido desde una concepción problemática con lo femenino hacia su sanación, en una sociedad donde los valores patriarcales son prominentes.

En Valiente, Mérida es un buen ejemplo de lo que se llama Hija del Padre. El rechazo de los valores asociados con la sumisión de la feminidad, le viene dado por su amplia identificación y respeto por su padre.

Así inicia su viaje heroico, al rebelarse se comienza a buscar a sí misma y ejecuta esa aventura tan emocionante que se desarrolla en la película. Es una amazona, domina con seguridad y placer las artes de guerra, y no cose ni un botón. Sin embargo, las guionistas de Valiente muestran que esto no es suficiente para conquistar su individualidad.

En el sentido de Murdock, Mérida debe rehacer el recorrido de encuentro y conciliación con lo femenino. Atención: lo femenino es solo una metáfora de las fuerzas internas, no se trata de que por ser mujer se debe ser casera y manejar oficios domésticos, se trata de mantener la honra a la madre y la conciencia de linaje y feminidad integradora.

Mérida es una muestra del desequilibrio de energías internas, cuya armonía consigue en sus vivencias junto a la madre osa y reencontrando el valor del discurso materno, dejando de preferir furibundamente su padre, sin dejar de honrarlo. Es un hombre apasionado y valioso, ¿cómo no amarlo?

Ese viaje de retorno a su linaje materno, le brinda paz y contención. Tanto una madre amorosa y decidida, como un padre protector y receptivo, son lo apropiado para una psique saludable, son nuestra pareja interna que delimita –no obstante lo exterior, lo humano- la manera en que asumimos la vida.

Muchas veces, nos hacemos hijas del padre por amor a un ser valeroso como Fergus, otras para capturar al padre ausente o irresponsable. Lo importante es que la iniciación y el retorno se dé, se reconozcan las lealtades.

Conoce tus arquetipos

Únete a nuestra tribu y obtén contenido de valor para hackear la femineidad, así como cupones de participación en nuestras formaciones.

Bienvenida hermana! No olvides descargar tu ebook de regalo.