por Holanda Castro

Advertencia: acá encontrarás tips, que a mí no me gustan tanto, a menos que vengan acompañados de verdaderos hacks, como los que te presenté en los dos posts anteriores. Si revisas esos posts, este será una chuchería que puedes comerte o no.

acá van…

  1. Para mejorar productividad en el trabajo o labores domésticas

    .
    Organizar los grupos de tareas, planearlos, hacerlos visibles y tener en frente el calendario, el reloj y la lista por hacer te irá muy bien. Hay estupendas apps para esto.

  • Empieza por anotar las formas en que desperdicias el tempo y mantén la lista cerca. Esto te ayudará a reconocerlas en la práctica y dejarán de ser hábitos automáticos
  • Haz una lista de tareas. Si no tengo mi lista de tareas cerca, me pierdo en las mil cosas que tengo que hacer. Tener, deber, poder, no es lo mismo, la lista te lo indica.
  • Completa las tareas más importantes primero. ¿Has escuchado eso de no dejes lo importante por lo urgente? Bueno, eso es lo que aplica acá. También… ¡empezar temprano!
  • Convierte grandes deseos en tareas concretas y pequeñas
  • Si alguien más sabe/puede hacerlo: delega!
  • Evita el multitasking: una tarea a la vez. Agrúpalas si son similares, así te renovarás en pocos minutos de tareas monótonas o repetitivas.
  • Di no a lo que no tenga sentido o sabes no será productivo
  • Administra los emails, no tengas la bandeja abierta todo el tiempo, ponte horarios de respuesta, y si no se puede en dos minutos, pues colócala en el grupo de tareas relacionadas entre sí
    • Otro hack relacionado con los mails de trabajo: utilízalo bien, con palabras claves en el asunto, sé muy cuidadosa con la manera en que redactes el asunto para luego poder ubicarlo con facilidad
    • En cuanto a las redes sociales relacionadas con el trabajo: asígnales un horario también, prográmalas con apoyo calificado.
  • Toma descansos, esto previene el cansancio y la fatiga a la vez que renueva tu foco. Si eres una emprendedora en casa, con los niños, pues este es el play time
  • Trabaja de 25 en 25 minutos, cuando se cumplan los 25 descansa un poco o cambia de actividad
  • Si fallas al planificar, planificas fallar, algo así decía Benjamin Franklin, así que planea, organiza, y planea.
  1. Para descansar más

    .
    Sin duda, entonces hay que trabajar primero el merecimiento, y segundo la fortaleza de decir no a la adicción, sí, HACER es una adicción que te está comiendo. Descansar es tan importante como trabajar, pero en nuestra cultura esto es muy difícil de ver, en este caso prácticamente muchos necesitamos una lobotomía. El hack: practica meditación con un instructor de ¡Mindfulness! Reduce el estrés, te enfoca desde el primer día, dando baby steps. No puedes fallar.

  • Escoge qué hacer con el “tiempo muerto”, digamos que pasas mucho tiempo en el tráfico o en traslados. Si te decides a mirar por la ventanilla, enfócate en tu respiración y coloca música relajante o binaural para hacer de este un momento nutritivo para tu mente-cuerpo. Si tienes otras intenciones, aprovecha de tomar notas, o brainstorming.
  • Apaga el celular o desconecta la wifi cuando se supone estás en tiempo de descanso, especialmente al dormir.
  1. Para compartir más con la familia

    .
    Este es muy parecido al anterior. Como el hábito es tan difícil de romper, combátelo con otros rituales o hábitos: vuelve irrenunciable la merienda, la salida al parque, la película semanal o el juego de la noche. Aunque no lo creas, cuando haces esto te cargas de energía, y los peques y pareja también, y lo necesitan para combatir el estrés, la tristeza y la cotidianidad, pues el amor es la fuente de energía universal.

    Ponle tiempo a las redes sociales, si son recreativas, no las cruces con el tiempo de familia y descanso. ¿Acaso trabajas tanto para que ellos crezcan sin ti?

  2. Para hacer otras cosas

    Descubre un hobbie, algo nunca hecho. Cómprate unos pinceles y unas acuarelas y pinta, aunque sean garabatos, aparte del trabajo ¿qué haces? ¿Cocinas solo por deber? Entra a Google y busca recetas que practicar cada semana, entra a una academia de baile y toma un taller corto, no tienes por qué obligarte a ir a un gimnasio. Poco a poco el hobbie, el ejercicio, la meditación se volverán indispensables, y deberás dejarle su espacio e involucrarlo en la planificación.

Entonces, vamos a lo obvio: reconocer errores del manejo del tiempo

  • Querer manejar el tiempo. Fuente inagotable de estrés, el tiempo fluye, quizá ni exista, sino como convención, lo que puedes gestionar son tu agenda y tus malas prácticas.
  • Decir que no tienes tiempo. Te programa y programa a los demás; con sinceridad, si decimos que no tenemos tiempo puede que sea porque no nos interesa hacer otra cosa aparte de la que ya hacemos: ¿no tienes tiempo para ese nuevo proyecto? Tal vez no es tan retador o productivo ¿No tienes tiempo para tus hijos? Tal vez estás angustiado y rehúyes tu propia infancia… revisa
  • Pensar que tienes mucho tiempo. Pues no, jejeje, tampoco abunda, así que aprovecha tu inspiración.

Atención, nada ni nadie es perfecto. Sé gentil y no te obsesiones tampoco con los Excel, las listas o apps. Rapidito: levántate unos 30 minutos antes de lo normal, respira un rato conscientemente, haz una lista y prepárate tu café o té, aspirando el olor. Si puedes añadir 20 minutos de estiramientos o ejercicios, tendrás un reactor nuclear tarbajando para ti solita durante el día como resultado.

Recuerda:

Uso de cookies

¡Hola! Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Mantente en contacto

Únete a nuestra newsletter para recibir contenido, ofertas, freebies y anuncios exclusivos.

Recibirás el correo quincenalmente, con un artículo y la agenda de la Academia, podrás desuscribirte en el momento que quieras.

¡Anímate! Tú también eres una Mujer Mandala.

Rellena el siguiente formulario para suscribirte.

mailing by Mailrelay

¡Lista! Ahora puedes recibir tu obsequio de Bienvenida

Powered byRapidology
Leer entrada anterior
Por qué me río del control del tiempo (parte II)

Hablábamos de las causas del estrés por falta de tiempo en un post previo, en este profundizamos cómo hackear lo...

Cerrar