POR ROSARIO VÁSQUEZ

La primera vez que estamos lejos de nuestro país de origen en #Navidad puede pasarnos que nos sintamos alejados de lo que consideramos “normal” en esta época. La Navidad se vive en grupos más reducidos y nos vemos presionados a entender cómo se celebra en el sitio que nos acoge. Las preguntas, como con tantas otras cosas, nos acosan: “¿en el trabajo qué se hace?, ¿y los niños en el cole?, ¿nos vemos como demasiado religiosos por cantar aguinaldos al Niño?” Y nos preguntamos a su vez, “y nosotros ¿qué haremos en Navidad?” Es una de tantas situaciones en las que hay que re-inventarse.

Algunas personas ( ¡no todas!) sienten :

  • Soledad
  • Tristeza
  • Desinterés por las fiestas
  • Importancia excesiva por el consumo como manera de expresión festiva (envío de dinero, compra de muchas cosas innecesarias)
  • Fiestas en exceso y quizás un poco vacías de sentimiento familiar

A veces es cuestión de detenerse un poco y pensar ¿porqué estoy haciendo todo esto?… ¿qué es lo que me falta?

Algunas ideas para estas fechas:

Preparáte. Prepararnos es de algún modo ilusionarnos, es buscar compañía de los que ahora forman parte de nuestras vidas. Es organizar nuestra “nueva Navidad”. La de hoy, la de nuestra nueva vida.

Haz algunas cosas tradicionales que, aun en la distancia podemos tener (nuestras comidas, nuestra música) y que escogemos libremente.

Mantén el vínculo con las familias haciendo explícito ese sentimiento. Decir cómo nos sentimos es valiente y nos hace sentir mejor. Es la mejor manera de compartir más profundamente con quienes están lejos y fortalacer los vínculos con quienes están cerca.

Haz sentir a los niños parte de nuestros rituales, estimularlos a compartir con la familia de origen y con nuestros amigos de aquí. Es una gran oportunidad para compartir con nuestros nuevos amigos parte de nuestras tradiciones, nuestra “forma” de hacer las cosas y de participar de las celebraciones que nos ofrece el entorno en el que ahora estamos. Con el tiempo descubriremos una mezcla bonita y multicultural que nos dirá que nos hemos integrado sin perder identidad.

Lee acá la PARTE II

Y ustedes ¿cómo han vivido la primera navidad fuera? ¿Te han sido útiles estos tips? Déjanos tu comentario y participa por sesiones gratis en nuestro grupo de apoyo a mujeres que emigran.

 

Uso de cookies

¡Hola! Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Mantente en contacto

Únete a nuestra newsletter para recibir contenido, ofertas, freebies y anuncios exclusivos.

Recibirás el correo quincenalmente, con un artículo y la agenda de la Academia, podrás desuscribirte en el momento que quieras.

¡Anímate! Tú también eres una Mujer Mandala.

Rellena el siguiente formulario para suscribirte.

mailing by Mailrelay

¡Lista! Ahora puedes recibir tu obsequio de Bienvenida

Powered byRapidology
Leer entrada anterior
Nuestro lado salvaje: Maléfica

La nueva versión de Maléfica ha sido blanco de críticas a favor y en contra, pero absolutamente apasionadas. Es lógico,...

Cerrar