HOLANDA CASTRO

Parte de lo que tratamos en este blog, es el poder de las narraciones, y cómo cada época de la vida, de las sociedades, tiene uno o varios mitos que les ayudan a expresar/explicar sus circunstancias.

Alí Babá, Barbazul, Piel de Asno, son cuentos que a muchos nos recordarán nuestra infancia, pero que pocas contamos a nuestros pequeños hoy.

En estos cuentos aparecen amenazas, dolores, imágenes que exploran los aspectos sombríos de nuestras vivencias. Aunque casi siempre se cuenta con un desenlace favorable para quien toca el lugar de de héroe/heroína, en estas historias la vivencia sombría permanece. Preferimos entonces no contarlo a nuestros hijos, pero, realmente ¿no será que preferimos no contarlos a nosotras mismas?

Nuestros hijos, nos guste o no, ya viven en un mundo violento y cargan o cargarán experiencias personales cuyo dolor no les podremos evitar. Sabemos, con Antonio Scurati 1 que “la sociedad de hoy pretende hacernos creer que vivir es como estar de vacaciones, en una ruta turística perpetua, lo vemos todo, pero no tocamos nada”.

Volver a estos cuentos, con valentía y clara mirada, muestra lo importante que es reconocer y esperar la adversidad como maestra de vida inalienable, el villano como catalizador de transformaciones. No hay héroe sin villano, las profecías se cumplen por acción de lo oscuro, también.

Antes de preguntarnos cómo adaptaremos estas historias a nuestros peques, o qué “editaremos” de algunos cuentos, tal vez la tarea sea indagar en nuestros cuartos sombríos acerca de lo no procesado, incluso buscar apoyo en alguien sabio o, por qué no, un terapeuta.

Para poder ser guías y maestros de vida de nuestros hijos e hijas, vale entonces recordar ese hermoso tema de los rockeros venezolanos Sentimiento Muerto “sin sombra no hay luz”. Y a ti ¿cuál cuento te desafía?

1 Fernández, L. (2015). “El bebé que mató a sus padres” El País. Recuperado el 27 de mayo de 2015, de 

Conoces a tu Patriarca Interior?

Próximo taller online, a iniciar el 27 de julio, en el que reconocerás la fuerza que impulsa o retiene a las mujeres

Bienvenida hermana

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar

Leer entrada anterior
¿A tu hijo le gusta Cars?

por HOLANDA CASTRO El animado que seguramente fascina a tu hijo, el del carrito que está en todas las jugueterías,...

Cerrar