¿Alguna vez te han faltado fuerzas para criar? Admítelo, todas pasamos por ello, no lo endoses a tus hijos, puedes tener algún desequilibrio de salud que impide tomar las riendas de tu conexión.

En lugar de una nalgada pedagógica, aprendamos del kiwi:

1. Es fea por fuera y radiante por dentro: transforma el estrés en calma. Respira, ensaya todo tipo de técnica que te permita reconocer y gestionar emociones.

2. Es fresca y pura agua: hidrátate, haz que tus hormonas y neurotransmisores circulen para ver la situación en concreto.

3. Posee mucha vitamina C: mantén al día tu autocuidado. El kiwi reduce el estrés y los nervios, y combate la anemia: ¿has examinado recientemente si esta no es la fuente de tu cansancio?

Cuídate mamá. Necesitamos más sabias como tú en la co-creación de una sociedad democrática y pacífica.

Conoce tus arquetipos

Únete a nuestra tribu y obtén contenido de valor para hackear la femineidad, así como cupones de participación en nuestras formaciones.

Bienvenida hermana! No olvides descargar tu ebook de regalo.