Quieres unirte a nuestras mentorías y formaciones?

<p>Bienvenida hermana</p> <p>Haz clic para recibir tus goodies https://www.mujermandala.com/welcome</p>

Se habla tanto de ella y se le idealiza tanto, para bien o para mal…

La madre se mueve en el Eje dependiente, definida por su relación con los hijos. Sus cualidades Positivas son: sostener a otros, nutritiva, creativa. En lo Negativo: se llega a ser dominante, devoradora, paralizante.

Gestamos y damos a luz ideas y proyectos, los vemos crecer y alejarse de nosotras con dolor (como cambiar de trabajo, cerrar un proyecto, despedir un grupo de alumnos o pacientes). Ser madre biológica es el extremo de este arquetipo, porque nos abre al misterio de la vida y la autorrealización de una manera frontal.

Al tener a cargo la vida de alguien a quien amas intensamente, puedes, a veces, ir más allá de tus fuerzas físicas y psíquicas. Cuando observamos esto, los fantasmas de nuestro propio crecimiento y la madre interna surgen. Nunca tienen que ver con la realidad, tiene que ver con la elaboración que le diste y allí, tienes dos opciones: mantenerte en la víctima o niña herida, o convertirte en reina justa de tu nuevo imperio.

Al convertirte en reina, ese poder desmedido y controlador puede llevarte a los extremos negativos de la madre. Te llenas de orgullo, con el consecuente desgaste de una relación poderosa y profunda. O te vas al extremo de la dadora, desgastándote a ti misma.

Cuando eso sucede, la que falla no eres tú, ni la señora que te crió, es un desequilibrio de la madre interna, que no ha tomado en la conciencia el papel de cuidarte y maternarte a ti misma. En ese caso, hace falta investirse de la característica primordial de la diosa madre más honrada en nuestra cultura: María y su misericordia.

.

Aprender a ser misericordioso consigo mismo es también una cuestión de hábito y voluntad. Un momento para ti no es que alguien te cuide a los niños para ir a la manicure, cuidar de sí mismo no es (solo) eso. Es acallar la mente, la complacencia a otros y el deber para encontrar el templo interno, y regenerarnos.

Cómo equilibrar

Para lograrlo, más que a un salón de belleza, necesitas ir a la naturaleza, abrazar un árbol, acostarte en la tierra húmeda, entrar en el mar. Saberte merecedora y dadora al mismo tiempo.

La sabia te asistirá en estos momentos de detención y meditación, la musa reordenará tu cuerpo y te dará la energía más grande de todas: el amor propio, y la amazona te dirá cómo detenerte sin rendirte.

Próximos talleres en vivo:

Nota

No tienes por qué encuadrarte en un solo arquetipo, ni en cuatro esquemas, eso sería reducirlo al estereotipo y volver a aquello de lo que deseamos liberarnos: el ser una cosa u otra. La idea es que veas acá cómo se desarrollan las fuerzas dentro de ti y constantemente mantenerse atenta, para armonizar.

Eso implica ser una mujer mandala, una obra en proceso, nuestra comprensión de los ciclos y ginergías (energías femeninas) sin detenernos a ser definidas por patrones dominantes o excluyentes. Atrévete a transitarlos y verás cuánto poder tienes guardado.

Mantente informada de los talleres y actividades sobre crianza

 

Por Holanda Castro, fundadora y directora de Mujer Mandala Servicios Educativos. Escritora, Semióloga, Docente de la UCV, Gerente Social e Investigadora de Género. Diplomada en Emprendimientos Digitales. Preventora de Violencia IntraFamiliar. Consejera de Lactancia Materna y seguidora de la Diosa.

 

Crianza 101 con Holanda Castro

Crianza 201 con Lidmi Fuguet

Vacaciones en casa con Lidmi Fuguet

Crianza Respetuosa con Berna Iskandar

Disciplina Humanizada con Berna Iskandar

Emociones en la crianza con Berna Iskandar

 

 

 

 

Mayor información

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje


Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.

Usted declara, a través de la marcación de la presente casilla, bajo su propia responsabilidad, tener cumplidos los catorce años de edad, respondiendo de manera exclusiva y personal de la veracidad de dicha declaración y asumiendo, por ende, las posibles responsabilidades legales al respecto.

Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.

Conoce tus arquetipos

Únete a nuestra tribu y obtén contenido de valor para hackear la femineidad, así como cupones de participación en nuestras formaciones.

Bienvenida hermana! No olvides descargar tu ebook de regalo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar